5 Tips para impulsar un apego seguro – Sleepyheads

5 Tips para impulsar un apego seguro

Happy adorable new mom talking to her baby. Portrait of young woman and cute little child in home interior. Baby talk concept

En mi vida como mamá y psicóloga he visto como el apego se ha ido convirtiendo en uno de los aspectos más relevantes cuando hablamos del desarrollo infantil. Construir un apego seguro con nuestros hijos desde su primera infancia es de las cosas más importantes para su desarrollo óptimo. Pero me he dado cuenta que muy seguido las mamás se sienten confundidas respecto a lo que verdaderamente quiere decir apego y los medios para crearlo con sus hijos. 

Por eso, quiero compartirte algunos tips, partiendo de la evidencia científica para ayudarte a formar un apego seguro con tus hijos. Pero antes, creo que es importante darte un poco de contexto. 

La teoría del apego fue desarrollada por Bowlby quien reconoció este fenómeno en los niños y distinguió entre diferentes tipos de apego, desde el apego seguro hasta las diferentes formas de apego inseguro. También habló de cómo es que se desarrolla ese apego en los niños, y en realidad es mucho más sencillo de lo que crees….

Existe por otro lado la crianza de apego, que fue desarrollada principalmente por el Dr. Sears, quien propone una serie de aspectos a llevar a cabo para que los niños puedan desarrollar un apego seguro. Sin embargo, aunque la mayoría de los principios que promueve el Dr. Sears son en sí cosas que promueven y aportan en el desarrollo de ese apego, ninguna de ellas por sí sola es indispensable, ni será la causa unilateral de que no se haya desarrollado un apego seguro. Y esto no lo digo yo, lo dice toda la investigación que se ha hecho a lo largo de los años respecto a este tema.

Para mi es importante detenerme aquí porque he visto cómo en ocasiones los papás interpretan esas sugerencias como reglas absolutas e inquebrantables. Esta creencia puede llegar a ser más tóxica que benéfica, pues seguido cuando las mamás no cumplen con alguna de esas áreas sienten culpa, ansiedad o sentimientos de incompetencia y en consecuencia, tristemente; dificultad en el desarrollo del apego seguro.

Dejemos algo claro, apego no quiere decir estar pegados, al menos no todo el tiempo. Tampoco es igual a resolver todas sus dificultades, los niños requieren de un cuidador caluroso y responsivo. Necesitan a un padre que esté cerca y disponible para apoyarlo mientras promueve una separación temporal y adecuada, que impulse su independencia y desarrollo según sus posibilidades de acuerdo a su edad.

         Cuando los papás malinterpretan a lo que se refiere el apego, suelen intervenir demasiado rápido o demasiado seguido, lo que le roba a su hijo la oportunidad de explorar e intentar cosas por sí solo para desarrollarse. Llamamos a esto hiperparentalidad o los padres helicóptero quienes se esfuerzan por ayudar demasiado a sus hijos, siempre con las mejores intenciones, pero el resultado no es el deseado… 

Evita que los niños desarrollen las habilidades que por su edad ya podrían tener, que experimenten frustración y desarrollen herramientas para manejarla y que obtengan muchos aprendizajes. Evita también que fortalezcan su autoestima, el que se basa en el reconocimiento propio de sus capacidades personales para conseguir lo que desean. El mensaje en la hiperparentalidad es “tu no eres capaz, así que yo resolveré todo por ti”, cuando lo que queremos transmitirles es “aquí estoy contigo y para ti, pero te doy tu espacio porque confío en tu capacidad para conseguirlo”.

En este sentido el desarrollo de un apego seguro implica la sutil sintonía entre el niño y su cuidador, en la que el padre pueda distinguir cuando su hijo necesita ayuda o espacio.

El tipo de apego que desarrolle en la infancia, sentará las bases de cómo serán sus futuras relaciones sociales, ya sean seguras y estables, inseguras o ambivalentes. Así que tenemos una importante responsabilidad en este sentido, lo que me lleva a un punto importantísimo, el autocuidado.  El estado psicoemocional  de la mamá es clave para que se de este proceso adecuadamente. Si la mamá está completamente drenada, NO estará disponible física y emocionalmente para atender todas las necesidades de su hijo. Tampoco tendrá ánimos para cuidar de su relación de pareja, lo que también puede causar más conflictos exponiendo al bebé a un ambiente más estresante.

Cuando buscas una crianza con un apego saludable, no puedes pensar en solo una persona, tienes que contemplar a todos los implicados en esa relación y velar por el bienestar de todos ellos.

Habiendo dejado esto claro, ahora sí te comparto 5 tips muy puntuales para fomentar el desarrollo de un apego seguro con tus hijos desde recién nacidos y para toda la vida:

  1. Dale espacio para explorar e intentar mientras acompañas de cerca y apoyas tanto como sea necesario. Ten cuidado de no confundir el dar espacio con el dejar solo. Es importante siempre atender a sus necesidades, particularmente cuando hablamos de bebés, sólo daremos espacio cuando no te necesita.  
  2. Crea rutinas estables en todo lo cotidiano. La predictibilidad de las rutinas les da seguridad a los niños y bebés. Cuando ellos saben qué esperar y qué se espera de ellos, pueden fluir entre sus actividades con mayor facilidad y tranquilidad. Entre menos angustia y estrés haya en su día a día, más fácil será conectar con su mamá y desarrollar un apego seguro.
  3. El contacto piel con piel y el que tu bebé esté constantemente cerca, le dará mucha calma y sensación de bienestar. Como veíamos en la introducción, apego no es estar pegados todo el tiempo, pero sí suficiente tiempo. Un aspecto importante, como en cualquier otra relación, tiene que ver con la cercanía física y emocional. Cuando hablamos de recién nacidos, el rebozo es una excelente estrategia para cultivar esa cercanía. En el mismo sentido, la lactancia y colecho ambos fomentan un apego seguro sobre todo en los primeros meses de vida.
  4. No olvides verle a los ojos. El contacto visual y comunicación, son las primeras interacciones sociales que tendrá tu hij@. También son la base de su arquitectura cerebral. Hablándole y respondiendo a sus ruidos y gestos mientras hacen contacto visual le permite sentirse atendido y  “escuchado” en un mutuo intercambio social. 
  5. Cuida de ti para estar física y emocionalmente disponible para cuidar a tu bebé. 

Dejo este punto para el final, no porque sea el menos importante, sino porque es al que más atención quiero que dediquemos. Muchas mamás siguen pensando que darle lo mejor a sus hijos implica dejarse olvidadas. Esto, además de ser falso, es una idea sumamente tóxica y que daña profundamente el apego. ¿Por qué? Cuando una mamá no se cuida, cuando no ve por su bienestar, suele terminar agotada, absolutamente drenada, con frecuencia triste o ansiosa… ninguna de esas cosas ayudan al apego, sino todo lo contrario. En el mismo sentido, debes intentar despréndete de tu perfeccionismo y culpa, nadie es una mamá perfecta, todas estamos haciendo solamente nuestro mejor esfuerzo… estarás más disponible emocionalmente  para tus hijos cuando te reconcilies con esa irrefutable realidad.

Toma en cuenta que todos los puntos que te acabo de enseñar aportan en el desarrollo de ese apego seguro, pero ninguno tiene el monopolio del apego por sí solo… Hay que cultivarlo desde las diferentes áreas de la vida en que a ti te sea posible.

El apego no requiere de mucha ciencia, pero sí de mucha conciencia. Requiere de recordarnos constantemente que debemos cuidarnos, impulsar su independencia y controlar nuestro impulso por resolver todas sus dificultades. Requiere sobre todo de esa sintonía en que se comunican efectivamente la necesidad de cercanía y de espacio y el padre responde de acuerdo a eso.

Si el cansancio por no dormir bien te está dificultando esta conexión con tu hijo, te recomiendo ver los programas en línea SLEEPY COACHING, donde aprenderás estrategias graduales y gentiles para mejorar el descanso de tu familia propiciando el desarrollo de ese apego. En el apartado de cursos puedes encontrar más información.

#nodejesdesoñar

Si te pareció interesante esta información, no dejes de compartirla con tus familiares y amigos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Te ayudó este artículo? ¡Coméntamelo abajo! Para más tips sobre el sueño y crianza, sígueme en mis redes sociales Facebook, Instagram, Youtube y Twitter

Anapaula Garza L.

Anapaula Garza Lagüera es Licenciada en Psicología con maestría en Terapia Breve Sistémica. Está certificada como asesora del sueño infantil por el método Gentle Sleep. Cuenta también con otras certificaciones como el de “Tratamieto de Trastornos Afectivos”, el “Infant Mental Health and Development Foundation Program” y “Disciplina Positiva en la Familia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CATEGORÍAS

SOLUCIONES PARA MEJORAR EL SUEÑO DE TUS HIJOS

Si necesitas más apoyo, conoce los programas en línea que te ayudarán a mejorar el sueño de tus hijos. Si necesitas apoyo individual puedes agendar una cita en la página de consultas.

0 – 5 meses

6 – 8 meses

9 – 12 meses

13 – 18 meses

18 – 30 meses

30 meses a 5 años