El Método

 

Es común que los padres se acerquen con inquietudes respecto al entrenamiento. Suelen tener dudas como  ¿qué tipo de método es este?, ¿implica dejar llorar a mi hijo?, ¿debo dejar de dar pecho para que mi bebé duerma?,  ¿es necesario concluir el co-lecho?

La realidad es que no es necesario elegir entre una cosa u otra, pues la cuestión no es discutir que está bien y que está mal, sino qué es lo que desean para su familia; y con esos deseos, sean co-lecho, transición a cuna o cama, destete o mantener la lactancia, con todo podremos trabajar y hacer ajustes que mejoren el sueño familiar bajo las circunstancias deseadas.

El método de “Gentle Sleep Coaching” fue creado por Kim West LCSW-C, como una alternativa más gradual y gentil para aquellos padres que les resulta muy difícil o no están de acuerdo con seguir el método “Duérmete Niño” o de “dejar llorar”, o que lo han intentado sin éxito. También es para aquellas familias que quieren tener co-lecho pero encuentran que sus hijos no están durmiendo bien aún estando a su lado; o para las que lo han practicado durante algún tiempo, pero están listos para dejar de hacerlo. Es para las mamás que quieren seguir teniendo tomas nocturnas, y para aquellas que desean eliminarlas (todas o algunas). El método es para todo padre o madre cansado/a y privado de sueño que busca desarrollar hábitos de sueño saludables en su hijo/a.

Tal vez tu inquietud principal es si bajo esta metodología se puede garantizar un entrenamiento absolutamente libre de llanto, y la respuesta es no; en realidad es imposible garantizar eso. Para un niño, la expresión de sus frustraciones, desacuerdos y dificultades típicamente sucederá a través del llanto. Por ejemplo, si tú has enseñado a tu hijo a dormirse arrullado, y de pronto quieres cambiar esto,  lo esperado será que tu hijo proteste y se resista al cambio. Sin embargo, en este método no lo dejarás llorar solo, sino que lo estarás acompañando a lo largo de su proceso de aprendizaje.

El objetivo siempre será que el proceso se lleve a cabo con el menor llanto posible. Para conseguir esto, se les sugiere a los papás ser siempre afectuosos y sensibles a las necesidades de su hijo, mientras a la vez, le dan el espacio y tiempo para aprender una de las habilidades más importantes en su vida: el conciliar el sueño por sí solo.

En este tipo de entrenamiento los padres permanecen cerca de su hijo para ofrecerle apoyo y consuelo, tanto físico como verbal, mientras lo van guiando hacia el aprendizaje de dormir sin ayuda. Haremos lo anterior a través de un plan personalizado según sus valores y filosofía como padres, la edad, salud y temperamento de su hijo, buscando el descanso y bienestar de la familia entera. 

 

Objetivos:

El programa de capacitación tiene una duración de entre 4 a 5 meses y consiste de 40 horas de entrenamiento en donde se evalúan temas como:

Desarrollo del niño de 0 a 6 meses.

Soluciones gentiles y estrategias para sobrellevar problemas de sueño del menor a 6 meses.

Desarrollo del niño de 0 a 6 meses.
Soluciones gentiles y estrategias para sobrellevar problemas de sueño del menor a 6 meses.
Guías de seguridad para el sueño infantil.
Evidencias actuales y evaluación de casos de menores de 6 meses.

Guías de seguridad para el sueño infantil.

Evidencias actuales y evaluación de casos de menores de 6 meses.