Mitos sobre el sueño – Sleepyheads

Mitos sobre el sueño

foto-3

Existen muchos mitos en torno a la crianza, el sueño y las necesidades de los niños. Por lo anterior, dedicaré estas líneas a abordar algunos de los más populares y en mi opinión, los más dañinos. 

El primero: “déjalo que se canse y no duerma durante el día para que duerma bien de noche”. Esto es absolutamente falso, un niño que duerme mal de día, dormirá mal de noche. Puede que sea contraintuitivo, pero no deja de ser real. Los niños tienen una “tolerancia” al número de horas que pueden pasar despiertos, si este se excede, entonces se verán expuestos a picos de estrés a lo largo del día (como respuesta al sobre cansancio) que evitarán que descansen bien durante la noche.

Otro mito popular es el de “acostúmbralos a dormir con luz y ruido para que no sean delicados”. Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos de generaciones atrás, no conozco a ningún adulto que duerma bien inmerso en un campo altamente iluminado y lleno de ruido. Los niños, igual que los adultos, necesitan un entorno que invite y promueva el dormir, sin ruido, sin luz y en una superficie cómoda y adecuada.

Se dice también que los bebés de fórmula dormirán más y mejor que los bebés de leche materna, pero es solo otro de esos mitos muy establecidos. Se han hecho diversos estudios que comprueban que ambos duermen de manera indistinta, lo único que cambia es la percepción, pues las mamás de fórmula reportan más horas de descanso aunque en realidad no las hayan tenido.

De la mano con lo anterior, se cree que agregar avena o arroz a la leche prolongará el sueño de los bebés. Este mito, además de ser falso, es peligroso. Con frecuencia, las mamás desesperadas por dormir, dan cantidades elevadas de estos aditamentos, llenando a sus hijos de “azúcares y calorías vacías” que no nutren pero sacian y potencialmente causen problemas de nutrición.

Faltaría mucho espacio para abordar todos los mitos en esta categoría, pero por no dejar, cerraré con dos grandes mitos respecto al llanto de los bebés. El de “dejarlos llorar para que hagan pulmón” y el del “embracilamiento”. Ambos, contra su instinto más natural, invitan a las mamás a dejar a sus hijos llorando sin atender a su llamado porque entonces los “chiflarían”, pero “por suerte” ese llanto se aprovecharía para desarrollar sus pulmones.

Sin embargo, está comprobado que los niños no necesitan ser expuestos a sesiones de llanto como estrategia para el desarrollo pleno de sus pulmones, y que mientras no haya un proceso de análisis consciente en el bebé, no puede haber intención de manipulación. Sus súplicas por atención y cercanía no son más que el ejemplo más puro del instinto de supervivencia, pues para un bebé, su lugar seguro, siempre será cerca de mamá. 

En una era de tanta información, como nunca, hay gran confusión. Así que les invito a tomar su información de fuentes confiables para apoyar el desarrollo óptimo de las generaciones porvenir.

Si te pareció interesante esta información, no dejes de compartirla con tus familiares y amigos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Te ayudó este artículo? ¡Coméntamelo abajo! Para más tips sobre el sueño y crianza, sígueme en mis redes sociales Facebook, Instagram, Youtube y Twitter

Anapaula Garza L.

Anapaula Garza Lagüera es Licenciada en Psicología con maestría en Terapia Breve Sistémica. Está certificada como asesora del sueño infantil por el método Gentle Sleep. Cuenta también con otras certificaciones como el de “Tratamieto de Trastornos Afectivos”, el “Infant Mental Health and Development Foundation Program” y “Disciplina Positiva en la Familia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CATEGORÍAS

SOLUCIONES PARA MEJORAR EL SUEÑO DE TUS HIJOS

Si necesitas más apoyo, conoce los programas en línea que te ayudarán a mejorar el sueño de tus hijos. Si necesitas apoyo individual puedes agendar una cita en la página de consultas.

0 – 5 meses

6 – 8 meses

9 – 12 meses

13 – 18 meses

18 – 30 meses

30 meses a 5 años