icon sleepyheads

Ana C., Mamá

No confiaba tanto en este método del que todo mundo hablaba maravillas. Con la mía no iba a funcionar, ya había intentado otros y no había funcionado, “¡la mía es diferente!”, es lo que pensaba! y no me imaginé los cambios que iba a ver en pocos días… es pesado, sí es pesado, implica mucha disciplina y realmente proponértelo, pero cuando logras lo que quieres para tu bebé, ¡te das cuenta que vale la pena!